VOLVER A LA WEB DE MACÍAS PAJAS 


El retorno de Don ¡A LA MIERDA!

Todavía me queda la tele de la cocina. Por eso, cuando me toca cenar en casa, suelo poner las noticias para enterarme de lo que pasa por el mundo. La cosa debe estar muy malita cuando no tienen otra cosa que enseñar que la mala hostia que gasta Fernán Gómez cuando una periodista le hace una pregunta absolutamente gilipollas.

El problema consiste en que al buen señor le han hecho una pregunta estúpida. Pregunta que posiblemente hubiera pasado inadvertida de no ser por la reacción que provocó. Y los estúpidos redactores de informativos no hacen otra cosa que ponernos la secuencia una y otra vez, como algo cómico. En realidad lo único que hace es demostrar su propia mediocridad e incompetencia.

Cualquier imbécil sabe que la noticia está en que Fernán Gómez ha recibido un oso de oro honorífico en el festival de cine de Berlín. Como ese premio tiene mucho prestigio y no se lo dan a cualquiera, esa es la noticia. Pero claro, con tanto periodista ignorante y paleto ejerciendo, pasan cosas como esta.

Y ese es el fondo de la cuestión. Deberíamos cuestionarnos la información cuando los que informan no saben ni hablar correctamente nuestro idioma. Por no hablar de las barbaridades que sueltan continuamente ¿Alguien recuerda como Angeles Barceló dijo tranquilamente en un informativo que los transformadores de electricidad usaban el aceite como combustible? ¿ O cuando nos metían un breve sobre las caras de Bélmez? Lo dicho: NI PUTA IDEA.

Así que llega la rueda de prensa y una periodista que probablemente no sabe hacer la “o” con un canuto, le hace una pregunta a Fernando Fernán Gómez sobre su discurso al recibir el premio( llamándolo “Declaraciones” y por lo tanto ignorando que no lo leyó el, pues no viajó a Berlín a recibir el premio). La pregunta ya tenía cierto tinte morrallero, pero para colmo la muy lerda ¡Lo cita incorrectamente!. Por otra parte el discurso es excelente:

 

Mándeles ustedes a la mierda. Diga que si, Don Fernando, que a estas alturas no tiene porqué soportar tanta estupidez.

Macías Pajas.

comentarios


VOLVER A LA WEB DE MACÍAS PAJAS