Todo el contenido de esta página está bajo una licencia de Creative Commons.

La güeb de
MACÍAS PAJAS

“Para algunos se trata de una de las imágenes mas
impresionantes obtenidas en nuestro país. Para otros, se trata
de un elaborado y complejo fraude”
Portada del programa de TV
“Cuarto Milenio”, en la madrugada del domingo 22 de Enero de 2006.

Para otros en cambio, esta es una de las mayores cagadas de la investigación para-anormal patria. Como se verá mas adelante, de elaborado y complejo no tiene nada este presunto fraude. Ni siquiera en las mentes de los que han fabricado esta hilarante historia.

Las fotografías del camposanto (y III)

Cuentan las malas lenguas, que el mismísimo Íker Jímenez fué informado desde un principio que las fotografías no tenían nada de impresionante y menos aún de misterioso. Asigán, en su blog Paranormalidades, nos cuenta una interesante anécdota al respecto(1). Puede que esta fuese la razón por la cual permanecieron olvidadas un buén tiempo en los archivos del buén misteriólogo. Hasta que un buen día decide publicar en su güeb un fabuloso dossier(2). Que el dossier coincidiese en el tiempo con el lanzamiento de una novela del Sr. Jiménez, de título “Camposanto”, puede ser casualidad. Pero una casualidad lo bastante llamativa para que Mauricio-José Schwarz(3) y otros malvados escépticos se fijasen en ella.

Claro que no se les puede echar en cara ser demasiado malpensados, sobre todo teniendo en cuenta que el Sr. Íker Jiménez es coautor de un libro en el que mediante retoques fotográficos se consigue girar 180 grados el bigote de un guardia cívil(4). En fin, yo tuve la primeras noticias de esta historia cuando López Vilas publicó una instantanea que era la misma toma de las niñas(5). Pero sin niñas. Un sencillo análisis que hice me demostró tres cosas (6). La primera era que se trataba, sin lugar a dudas, de la misma toma. La segunda era que la foto sin niñas no parecía haber sido manipulada. La tercera que el efecto era fácil, muy fácil, de repetir.

Como en Internet se cuestionaba la validez de las fotos, el Sr. Jiménez publicó en su güeb un segundo dossier (7) y hasta un comunicado (8) en el que amenazaba con demandar a todo el que no se tragase la historia. Sin embargo no se molestó lo mas mínimo en demostrar que las fotografías tuviesen algo de auténtico.

Desde entonces se han escrito ríos de tinta pitorreándose del bueno de Íker. Mauricio-José Schwarz viajó al pueblo abulense en el que se tomaron las fotografías(8) y descubrió algunas cosas mas, como que las niñas estaban algo desproporcionadas o que el misterioso origen de las mismas puede estar en un álbum de fotos familiar. El asunto parecía bastante claro, pero se descubrió que podía aclararse todavía mas. El reportero vitoriano decidió volver a la carga con las fotografías en su programa de radio (9).

He de reconocer que se me escapaba la razón de tan extraño comportamiento, y así lo hice constar en un segundo y apresurado artículo sobre las fotografías (10). Algunos escépticos, como Luis Alfonso Gámez(11) y Mauricio-José Schwarz(12) tenían razones para pensar que Íker estaba preparando el terreno para “admitir” que había sido víctima de un complejo fraude, cosa que haría en su programa de televisión “Cuarto milenio”.

Finalmente, como puede verse en el encabezado de este artículo, ambos se equivocaron (13) (14). No se les puede reprochar pensar que era lo mas lógico, y al fin y al cabo tenían sus razones. Sobre todo teniendo en cuenta que hasta los aficionados a lo paranormal se han reído de lo lindo con todo este asunto (15). Esta clase de conducta (no admitir jamás ni los errores mas obvios) es bastante común entre quienes viven del misterio.

A mi todo esto me divierte bastante ¿Son las fotografías un fraude? A mi me lo parecen, sin duda. Aunque eso si: Ni complejo ni elaborado. Las razones que me hacen pensar así son bastante elementales y voy a explicar cada una de ellas:

  1. La constancia de que ha habido manipulación con Photoshop 7 aparece en los encabezados EXIF de las fotografías publicadas en la Web de Íker Jiménez.
  2. La baja calidad de las fotografías publicadas.
  3. La aparición de una fotografía sin niñas, con la calidad que debería tener y que resulta ser la misma toma. Es el único tema que no ha tocado Íker, y con razón, ya que no puede presentar una con niñas de idéntica calidad.
  4. El efecto es fácil de repetir.
  5. Fallos en el trucaje fotográfico, como que las niñas están desproporcionadas.

“La fotografía de "las niñas" ha causado gran asombro a los
profesionales de la informática y la fotografía que las han
estudiado. Si bien en un principio todos, por lógica, pensamos
en un fraude o en algún tipo de ilusión gráfica a lo largo de
este año los detalles observados en el lugar y el estudio exhaustivo
de éstas tomas, nos demuestran que estamos- a un 99 %
de posibilidades de admitir- que eso efectivamente estaba allí.”
- “
Milenio 3 Impacto, investigación en el camposanto”

1. Esos incómodos encabezados EXIF.

En su día ya expliqué que las fotografías en formato JFIF /JPEG contienen ciertos metadatos al principio del archivo. Estos datos contienen información sobre como y cuando fué tomada una fotografía, cuando se cambió, con que cámara, bajo que condiciones, etc...

En el último programa de Cuarto Milenio llevaron un perito que sugería que estos se hacían visibles abriendo el archivo de la fotografía con un procesador de textos. A mi me parece algo cafre el sistema, dado que hay programas que leen estos datos por nosotros. Por ejemplo, en una de las fotografías del “dossier camposanto” podemos encontrar la siguiente información:

Claro que han desaparecido muchos datos. Si lo que queremos es estudiar esta información sin intermediarios, lo ideal es un editor hexadecimal. Mas que nada porque los datos numéricos y ordinales son un pelín jodidos de interpretar con un editor de textos:

Para saber bajo que condiciones fué tomada la fotografía “sin niñas” publicada por López Vilas(5), basta con echar un vistazo a los encabezados EXIF que retienen toda la información de la cámara.

En el Blog “El retorno de los charlatanes”(8), podemos encontrar un estudio mas detallado de fechas y programas que se han usado. Y es que esta información “Oculta” ha servido de testigo, en este caso incómodo, de las manipulaciones de anónimos misteriólogos.

Ya en la tele se apuntaba que se pudo haber usado Photoshop para reducir las dimensiones de la imágen y así poder enviarla por correo electrónico. De ser así, sería matar moscas a cañonazos.


2. La baja calidad de las fotografías.

Como puede verse en el juego de encabezados del anterior apartado, la fotografía se tomó con una resolución de 2592x1944, con Flash y una exposición de veinte décimas de segundo (2 seg). El modelo de cámara usado es este:

Vale que esas lentes son lo último que debería usarse para fotografía nocturna, pero entre el Flash, el alto tiempo de exposición, y que la cámara es de 5Mp, la imágen debería tener bastante nitidez. Sobre todo teniendo en cuenta que hay objetos bastante cercanos. Sin embargo la fotografía que se presenta como “original” en el primer dossier(2) está muy pero que muy oscura, por lo que resulta obvio que se ha oscurecido artificialmente. Podemos echar un vistazo a las curvas de color para comprobarlo.

Una fotografía similar tomada con la misma cámara bajo las mismas condiciones de luz (Aproximadamente), mostraría mas pixels en regiones mas claras:

Esto es así porque cuando está en modo automático, la cámara mide la luz ambiental antes de sacar la foto y ajusta el flash y la exposición (Y otras cosas) para que se pueda ver algo en la instantanea. La fotografía nunca saldría tan oscura con tanta exposición, objetos cercanos y flash.

Otro punto interesante es que las fotografías están a una resolución ínfima. 320x225 píxeles en el primer “dossier”(2) y 640x480 en el segundo(7). Aunque las del segundo parece que estén algo mejor, hay que poner dos peros:


3. La fotografía original.

Que se trata de la misma toma es mas que evidente. Basta con superponerla con alguna de las de las niñas para comprobar que el calco es perfecto. Este experimento ya lo hice en mi primer artículo(6), donde explico además porqué es practicamente imposible repetir una toma y que quede exactamente igual. Para refrescar la memoria, ahí va el calco:


“..como decían, después de analizarlo, que eso es un trabajo
de fraude que te lleva diez once horas- que no es tan fácil.
Que no es recortar una cosa y ponerla ahí directamente.”
Íker Jiménez en Milenio 3.

4. El efecto es fácil de repetir.

Pues de eso se trata. De recortar y poner directamente, con algún truquillo mas, pero poca cosa. El efecto es fácil, muy fácil. Ya se me han adelantado explicando como se puede hacer algo así (16), pero a pesar de todo voy a repetir el montaje paso a paso. La razón es que lo hago de forma un poco diferente a la de Mauricio, mas que nada para que la fotografía tenga unas características similares (Incluyendo los defectos) a la de las niñas del camposanto. En lugar de Photoshop voy a usar Gimp, algo que no es determinante ya que ambos programas tienen prestaciones bastante parecidas.

Voy a poner a Carlos Jesús donde las niñas. Para ello usaré la fotografía original. Las características que busco son las que dice Íker, a saber, que la “textura” del añadido sea la misma que la de la pared y que la cruz se superpone tenuamente al personaje añadido. Lo cierto es que no me había percatado de que ambos detalles dan una pista definitiva de como está hecho el montaje. Pista que nos proporcionó el propio Íker Jiménez en su programa de radio, cuando dijo aquella frase memorable: “Esa cruz tenue.... Eso se puede hacer realmente”.

Primero cogemos a Carlos Jesús, lo copiamos y lo pegamos sobre la fotografía en una capa distinta. Así, tal como suena. Cambiamos el tamaño de tan simpático personaje hasta quedarnos a gusto. No hace falta tener mucho cuidado. Después recortamos el sobrante usando la herramienta que mas nos plazca. Esto último se puede hacer con muchas herramientas distintas, así que queda a la elección del usuario.


Ahora viene el truco de la “textura” y la cruz. Duplicamos la capa del fondo y la colocamos ENCIMA de la de C.J, que desaparece en el acto. Pero no hay que preocuparse, porque reducimos la opacidad lo justo para que la figura añadida quede algo así como fantasmagórica. El resultado ya empieza a parecerse a lo que buscamos, ya que la cruz aparece superpuesta “tenuamente” y el personaje tiene un grano parecido al del muro.


Ya solo queda hacer tres cosas. La primera es ajustar el color, reduciendo la saturación (Las tomas nocturnas tienden a perder color) y el brillo. La segunda es reducir el tamaño, para que se difuminen un poco los errores que hayamos podido cometer. La tercera es oscurecer la imagen y guardarla empleando un formato como JPG, lo que redundará en una mayor pérdida de información que disimulará mas aún la cosa.

He tardado mas en sacar las capturas de pantalla que en hacer el montaje. Una hora ociosa en lugar de las diez o once que se mencionaban en Milenio 3. El orden de los pasos puede cambiar, pero el resultado final será el mismo.


5. Errores en el trucaje.

El primer error, sin duda, es la propia fotografía. Ya dije antes que la óptica de la cámara no es la mejor para trabajar en condiciones de poca luz. El flash empleado (El de la propia cámara), tampoco es el idoneo para proporcionar una iluminación adicional. La zona empleada para trabajar tampoco está demasiado bién elegida, resultando demasiado amplia. Todo esto hace que el objeto que queremos superponer (la cruz) no quede demasiado nítido, que haya que recortar parte de la fotografía o que haya zonas sobreexpuestas que ha habido que eliminar. En total hay que descartar gran parte de la imagen, lo que supone una pérdida de información importante a la hora de “trabajar”.

Otro error, en parte consecuencia del primero, consiste en la superposición de la cruz es demasiado tenue. Esto indica que se ha optado por la transparencia en lugar de el recorte (mas adecuado). Que las niñas tengan un grano parecido al del muro sobre el que están superpuestas también contribuye a pensar que las cosas se han hecho como indico en el apartado anterior.

Y uno bastante gordo es que las niñas están desproporcionadas (8), como se argumenta de forma bastante convincente en “El retorno de los charlatanes”.


“Hemos intentado reproducir nosotros el fraude, ubicándonos en los
mismos... en los mismos sitios y puntos donde aparecen esas niñas...”

Milenio 3.

En resumen.

Hay pocas razones para creer en la autenticidad de estas “niñas espectrales” y muchas para no tragarse el cuento. Cuando el objeto de la investigación es una fotografía digital, no viene mal saber de que cojones se está hablando.

El tema de los metadatos del archivo es un buén ejemplo. Cualquiera que haya tenido que trabajar con distintos formatos gráficos, sabe que estos están ahí. No es un capricho, a menudo es necesario conocer muchos de estos datos. Sin embargo estos metadatos no aparecen hasta el último acto (El programa de Cuarto Milenio), y solo para constatar que no implican forzosamente una manipulación.

Tampoco biene mal saber como funciona la óptica de una cámara y sus distintos componentes, como el sensor CCD, a la hora de sacar una fotografía. Conocer los programas de retoque a fondo es imprescindible para hacer un “análisis”. Claro que es importante experimentar, cualquier aficionado tiene miles de fotografías a sus espaldas, pero la base teórica es fundamental.

Las disertaciones de Íker y sus milenios cubren casi dos horas entre radio y televisión, junto con horas de desplazamientos para “investigar” de varias personas y dos documentos gráficos como son los “Dossiers” en su página web. Pero la total ausencia de método al investigar y la falta de rigor al comunicar lo descubierto hacen que todo ese tiempo empleado no tenga ninguna validez. Asimismo se han omitido e ignorado repetidamente pruebas cruciales y se han hecho muchas afirmaciones gratuítas. Parece que se parta de una hipótesis (La de la validez de las fotografías), para después ir eligiendo las “pruebas”. Algunas resultan incluso grotescas, como la grabación de psicofonías. Ya puestos podían haber empezado por una sesión de Oui-Ja.

Claro que este señor vive de comercializar misterios, por lo que puede que sea la persona menos interesada en que estos se resuelvan. En fin, nada nuevo. Por lo menos este episodio y la repercusión que ha tenido puede servir para que muchos conozcan el rigor con el que este señor himbestiga. Por cierto, que parece que la cague cada vez que abre la boca. Para muestra la charla esa que tuvo con Santiago Camacho el siguiente domingo cuando tocaron el tema de "La familia" Manson.

Macías Pajas.

comentarios


Referencias:

(1) http://paranormalidades.blogspot.com/2006/01/ha-movido-ficha-iker-jimnez.html
(2) http://www.ikerjimenez.com/milenio3impacto/dossier1/dossier1.htm
(3) http://charlatanes.blogspot.com/2006/01/las-cuitas-de-un-locutor-ets-fantasmas.html
(4) http://bajoelvolcan.blogspot.com/2005/07/tumbas-sin-nombre-csi-en-blmez.html
(5) http://jabber-hispano.org/mesias/m3impacto/
      http://jabber-hispano.org/mesias/m3impacto/navalperal_2004_050000.jpg
(6) http://www.maciaspajas.com/TEXTOS/cementerio.html
(7) http://www.ikerjimenez.com/milenio3impacto/dossier1/dossier2.htm
(8) http://www.ikerjimenez.com/milenio3impacto/dossier1/dossier3.htm
(8) http://charlatanes.blogspot.com/2005/12/los-fantasmas-de-las-nias.html
(9) Se puede descargar de www.ikerjimenez.com.
(10) http://www.maciaspajas.com/TEXTOS/cementerio2.html
(11) http://blogs.elcorreodigital.com/index.php/magonia/2006/01/22/iadmitira_hoy_iker_jimenez_que_la_foto_d
(12) http://charlatanes.blogspot.com/2006/01/fantasmas-yo-dije-fantasmas-cundo.html
(13) http://charlatanes.blogspot.com/2006/01/nos-equivocamos-la-comedia-sigue.html
(14) http://blogs.elcorreodigital.com/index.php/magonia/2006/01/23/iker_jimenez_no_rectifico_las_no_fantasm
(15) http://www.desconocido.net/productos/producto.php?prod=1&cat=14&sub=32&art=45
        http://www.desconocido.net/productos/producto.php?prod=1&cat=14&sub=32&art=76
(16) http://charlatanes.blogspot.com/2006/01/tutoriales-fotogrficos-paranormaleros.html


comentarios


VOLVER A LA WEB DE MACÍAS PAJAS